La delegada de FATE, Erika Prados, ha denunciado una doble discriminación hacia los técnicos de laboratorio y los técnicos de radiodiagnóstico, empleados por parte de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, que comprende los hospitales de Montilla, Puente Genil y Valle del Guadiato en Córdoba, perteneciente a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

La delegada de FATE denuncia que mientras a los compañeros de otras categorías y zonas hospitalarias se les hace entrega de equipos de protección como mascarillas FFp2, batas, pantallas, etc…, los técnicos de radiodiagnóstico, son los únicos que todavía no usan mascarillas FFP2, ya que la empresa no se las facilita, explicando a este caso, que preventiva así lo estipula.

Prados, también ha asegurado que en el Hospital de Puente Genil no se han entregado mascarillas FPP2 a los trabajadores de laboratorio hasta hace cuatro días por lo que durante dos meses, los técnicos de laboratorio han estado manipulando muestras solo con mascarillas quirúrgicas.

Otro de los puntos denunciados por la delegada hace referencia a los test rápidos. Estos test se han realizado a todo el personal de la agencia alto Guadalquivir, menos a los técnicos de radiodiagnóstico, laboratorio y administrativos.

Según la Agencia Alto Guadalquivir han llegado solo una primera partida de test y no había para poder realizarlos a todos los sanitarios por lo que habría que esperar a la segunda remesa que se desconoce cuando llegará.

Desde FATE, agradecer la labor que están haciendo los delegados en los diferentes centros sanitarios para proteger y denunciar las irregularidades que está sufriendo nuestro colectivo.

Estas denuncias ya han sido recogidas por varios diarios de los que os adjuntamos el enlace:

Montilla Abierta

Cordópolis