El Consejo de Gobierno ha aprobado los decretos por los que se disuelven las agencias públicas empresariales sanitarias de Andalucía, se designa órgano liquidador y el procedimiento de liquidación, se determina la integración de los centros de las agencias sanitarias en la red hospitalaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la dependencia funcional de los centros de las agencias sanitarias, y se establecen medidas en materia de personal.

Con el objetivo de unificar todos los recursos sanitarios asistenciales de entidades públicas en el SAS y de buscar la máxima eficiencia posible en el empleo de los recursos públicos, se disuelven la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Costa del Sol, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Poniente de Almería, la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto Guadalquivir y la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir. A partir del 1 de enero de 2022, el SAS asumirá todos los fines y objetivos de las agencias.

Los decretos establecen que el SAS incorporará en su plantilla de personal, en la condición de personal laboral, a los trabajadores de las agencias sanitarias.

La integración del personal se llevará a cabo de acuerdo con los procedimientos de movilidad establecidos en la legislación de función pública o en la legislación laboral que resulte aplicable.

En cuanto a la integración del personal que conlleve la extinción no supondrá, por sí misma, la atribución de la condición de funcionario al personal laboral propio que prestase servicios en la agencia extinguida. El personal laboral de las agencias tendrá la consideración de personal laboral del Servicio Andaluz de Salud hasta que tenga lugar el proceso de estatutarización.