Desde el día 1 de enero de 2021, los padres y madres tendrán hasta 16 semanas de baja por paternidad por el nacimiento de sus hijos.

Esta medida se estableció en el Real Decreto Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, donde se especifica que: «a partir de 1 de enero de 2021, cada progenitor disfrutará de igual periodo de suspensión del contrato de trabajo, incluyendo seis semanas de permiso obligatorio para cada uno de ellos, siendo de aplicación íntegra la nueva regulación dispuesta en el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo.» Con este Real Decreto el permiso de paternidad pasaba de ocho semanas a doce en 2020, y de doce a dieciséis en el 2021.

Las semanas de permiso pueden repartirse de la siguiente manera:

  • 6 semanas de baja por paternidad tras el parto son OBLIGATORIAS para ambos progenitores.
  • Las 10 semanas restantes podrán repartirse en periodos semanales, de forma acumulada o interrumpida, dentro de los 12 meses siguientes al parto.

Durante esta baja, la Seguridad Social asumirá los pagos desde la entrada de la ampliación en 2021.