En un documento enviado a la Dirección de Personal del SAS exigimos reducir de manera drástica el número de pruebas diagnósticas que se están haciendo con los equipos portátiles de rayos mientras no lleguen nuevos equipamientos de radiodiagnóstico reclamados en mayo de 2022.

En el día de ayer, denunciábamos la precaria situación de las salas de rayos en el Hospital de Montilla en la que las salas de radiología están clausuradas desde el pasado día 13 de enero de 2023. “El Hospital de Montilla ha vuelto a colapsar y se están usando para hacer las pruebas diagnósticas los equipos portátiles”, unos aparatos que, según el delegado sindical de TECNOS en este centro sanitario, Francisco Antonio López,  “no son los adecuados para proyecciones radiológicas de toda índole para el paciente, ni la calidad la suficiente calidad como para que el facultativo pueda valorarla como prueba diagnóstica y el personal Técnico, no puede controlar con precisión el nivel de radiaciones ionizantes de las pruebas, con lo que estamos trabajando en una situación muy caótica y lamentable”.

En este sentido, desde TECNOS reclamamos “reducir al máximo las pruebas radiológicas para evitar una exposición de pacientes a niveles de radiaciones superiores a las establecidas para cada proyección”. Además “el personal TSID y MN declina toda responsabilidad sobre el exceso de radiaciones ionizantes y hacemos constar que han presentado quejas a la Dirección Gerencia de este centro hospitalario y a la Consejería de Salud”.

Desde TECNOS lamentamos el incumplimiento de lo acordado con la Dirección Gerencia, sobre la partida para presupuestaria 150.000€ para nuevos equipos de radiodiagnósticos y que, a día de hoy, siguen sin dotación y clausuradas.

«La Consejería de Sanidad obvia una vez más la apuesta de una calidad asistencial de excelencia tal y como prometió, seguimos esperando esa promesa de renovación de los equipos de radiodiagnóstico en el Hospital de Montilla y no nos vamos a quedar cruzados de brazos” ha finalizado el delegado sindical.