Foto: Govern Generalitat Valenciana

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha iniciado el proceso de creación de un total de 6.000 nuevas plazas en la plantilla estructural de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, según ha informado hoy en un comunicado de prensa de la propia consejería.

El comunicado destaca que esta cifra supone un aumento del 12% respecto a las plazas actuales, y es, como ha señalado en una rueda de prensa la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, “el mayor incremento de plantilla que se haya realizado nunca en la historia del sistema valenciano de salud desde su creación”. En una primera etapa se contratará a 5.040 plazas, se comenzarán a cubrir a partir del 1 de mayo.


La creación de estas 6.000 nuevas plazas es, como ha explicado Ana Barceló “una apuesta sin precedentes por la sanidad pública valenciana y por sus profesionales y supone, en la práctica, transformar los actuales contratos de refuerzo Covid, coyunturales y temporales, en plazas estructurales e indefinidas. Es decir, mantenemos el número de contratos de refuerzo, pero con nuevos
perfiles y con empleo público de calidad”.


La ampliación de plantilla se acometerá en dos fases. La primera se desarrollará durante las próximas semanas y cristalizará en la creación de 5.040 plazas que podrán ir ocupándose a partir del Primero de Mayo. Se trata mayoritariamente de contrataciones para Enfermería y Medicina (en torno a 3.000).

De hecho, ese total se desagrega, entre otras categorías, en 1.889 plazas de enfermería, 979 de médicos, 453 TCAE, 397 auxiliares administrativos, 272 celadores, 178 fisioterapeutas, 114 trabajadores sociales, 109 psicólogos clínicos, 150 informáticos, 120 técnicos de laboratorio, 45 farmacéuticos y 30 ingenieros. Por tanto, tal y como ha puntualizado Barceló, “en esta primera etapa, hemos priorizado Atención Primaria, Salud Mental, Salud Pública así como urgencias y emergencias”.

Se crearán así mismo 259 plazas para Salud Mental (42 psiquiatras, 100 psicólogos clínicos, 44 enfermeras, 33 trabajadoras sociales y 24 terapeutas ocupacionales, entre otras) y 157 para Salud Pública (30 para enfermería, 12 veterinarios, 16 farmacéuticos, 8 para médicos de salud pública, 13 para técnicos documentalistas y 10 para técnicos de salud ambiental).

Para cerrar las contrataciones y comenzar a incorporar profesionales desde el 1 de mayo, los departamentos de salud comenzarán a contactar con los profesionales inscritos en la bolsa de salud a partir del 20 de abril.

Tras esta fase inicial, a partir de septiembre, se acometerá una segunda con las restantes plazas. Esta otra etapa se centrará casi exclusivamente en finalizar el proceso de incremento de plazas en los centros hospitalarios y, con un trazo más fino, responder a las necesidades más específicas de los distintos servicios.

En paralelo al aumento de plazas estructurales, se están desarrollando los exámenes de los procesos selectivos correspondientes a las Ofertas Públicas de Empleo de los años 2017, 2018 y estabilización de 2019, cuyos exámenes se retrasaron a causa de la pandemia. Se trata de más de 110 convocatorias para más de 11.500 plazas en las que se han inscrito más de 165.000 personas.