Hoy, 1 de diciembre, es el Día Mundial de la lucha contra el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

Esta enfermedad surge como evolución del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Adquirida), que puede sufrirse por mantener relaciones sexuales con personas que lo padezcan, a través del contacto en sangre, por compartir agujas durante el consumo de drogas u en otros contextos, e incluso puede ser adquirido por un nonato si su madre lo sufre.

Cuando el VIH evoluciona a una etapa muy avanzada se considera SIDA, lo que ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo humano está muy dañado por el virus, lo que ocasiona que le sea muy difícil hacer frente a infecciones y otras dolencias.

Esta enfermedad se ha cobrado más de 35 millones de vidas en todo el mundo desde su aparición. Por suerte, gracias a los avances médicos y a las arduas investigaciones, hoy en día la evolución del VIH puede ser interrumpida o ralentizada, de manera que las personas que lo padecen pueden no llegar a desarrollar nunca el SIDA y llevar una vida relativamente normal con sus correspondientes cuidados y medidas. Pese a ello, muchos son los prejuicios hacia las personas que padecen esta enfermedad, en gran parte de las ocasiones por desconocimiento o la creencia errónea de contagio inminente. Puede que no sea difícil contagiarse de VIH si no se tiene cuidado, pero la solución está en usar métodos anticonceptivos adecuados y en ser precavido/a una vez conocidas las formas de transmisión.

Desde TECNOS queremos hacer a la gente partícipe de esta pequeña información y enviar un mensaje de apoyo y esperanza a las personas que padezcan esta enfermedad y a aquellos que comparten su vida con ellas. Los avances para acabar con el SIDA son lentos, pero avanzan y crecen, al igual que la esperanza de vida y la empatía hacia las personas que tienen el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.