Los hospitales andaluces ya están poniendo en marcha algunas de las medidas para la normalización gradual de la actividad ante la pandemia, las cuales se recogen en un informe de la Consejería de Salud y Familias. Entre otras medidas, los hospitales van a comenzar a definir circuitos de pacientes para su desplazamiento dentro de las instalaciones así como la redistribución de los usuarios por plantas que hayan atendido o no casos de Covid-19.

Además de la definición de circuitos para la movilización dentro de los hospitales, se establecerán lugares de asistencia en hospitalización, UCI, urgencias, consultas externas y pruebas diagnósticas. Igualmente para las pruebas diagnósticas se establecerán circuitos de desplazamientos intrahospitalarios.

Por lo que respecta a consultas oncológicas en radiología, las pruebas diagnósticas se realizarán en acto único siempre que sea posible, y se unificarán cuando existan varias solicitudes. La Administración sanitaria apuesta en este ámbito por facilitar el trabajo en red con lecturas telemáticas de aquellas pruebas funcionales que lo permitan, tanto a nivel provincial como interprovincial.

En cuanto a la reactivación de la actividad quirúrgica y, aunque se establecen criterios generales para todos los centros, se contempla que cada uno elabore su propio plan de reactivación para adaptarlo a sus características y circunstancias.

Salud contempla que las camas de las unidades de recuperación postanestésica, los hospitales de día e incluso los quirófanos vuelvan a su uso habitual, al igual que las plantas de hospitalización quirúrgica.