La Consejería de Salud y Familias va a comenzar esta semana la realización de más de 100.000 test rápidos a personal del Sistema Sanitario Andaluz de todas las categorías, y así se ha trasladado a los representantes sindicales reunidos en mesa sectorial extraordinaria a petición de la administración. La realización de estos test rápidos se suma a los más de 13.000 PCR que ya han sido realizados a los diferentes profesionales, siguiendo la norma marcada en los protocolos de actuación.

Las indicaciones para la realización de estos test son tanto para personal sintomático como personal asintomático y se llevarán a cabo siguiendo las indicaciones de Medicina Preventiva, Vigilancia de la Salud o Epidemiología de cada centro.

En el caso de personal sintomático se realizará en primer lugar un test rápido y, si procede, se tomará muestra para PCR. Tras completar el periodo de aislamiento y en ausencia de síntomas, previo al alta, se realizará una nueva prueba con el fin de determinar si la infección ha sido superada ya.

En cuanto al personal asintomático, tanto para el cribado como cuando ha habido contacto estrecho con caso confirmado, se realizará un test rápido. Si el resultado es positivo, estos test indicarán si la infección es reciente o pasada. En caso de ser negativo, Medicina Preventiva, Vigilancia de la Salud o Epidemiología, valorará repetir el test rápido a los 7 días o realizar una determinación de anticuerpos en el laboratorio clínico.

Estas medidas se suman a las ya adoptadas como la mayor puntuación del tiempo trabajado a efectos de la Bolsa Única, la ampliación hasta el 30 de junio de los contratos relacionados con los refuerzos por COVID-19, la reincorporación del personal con dispensa por la realización de funciones sindicales y de profesionales sanitarios en situación de jubilación.